Last year I wrote an article for this website on music therapy in the neonatal intensive care unit (NICU) titled, Soft and Slow Makes the Baby Grow. I explained how music for premature infants should be very soft and slow, and I briefly described a few interventions used by NICU music therapists. Music therapy is not only an effective treatment-modality for premature infants though. In today’s article, I will explain how music therapy helps the NICU baby’s mother.

As a NICU music therapist, my primary patient is the premature infant. However, I work very closely with the mother to help her notice and understand her baby’s behaviors in response to music. I direct her attention to positive signs such as the baby’s smile and relaxed body as well as signs that warrant a gentler type of stimulation or pause. The mothers love seeing their babies “perform” in music therapy, and, through music therapy, mothers grow in confidence about their ability to connect and interact with their babies. The whole musical interplay between mother and infant is a dynamic communication, and I help equip mothers with the tools they need to confidently enter into this communication.

In a future article I will describe that process in more detail. Today, let’s focus on music-based ways to cope with the mental and emotional health needs that arise during your baby’s hospitalization:

Song Writing. My go-to suggestion to help process the big emotions that come with a hospitalized infant and an unexpected NICU stay, is to write a song. Song writing helps organize and give structure to all the feelings you have. It gives a voice to the rapid heart beat, anxiety, and restlessness. Once feelings have been named and written down, the process of healing can begin. Mothers have told me that on the nights they couldn’t sleep, they decided to follow my suggestion and song write. Song writing helped them understand their own thoughts, and gave them a means of expressing themselves. When you find a positive outlet for you emotions, you have more energy to love, serve, and connect with your baby…and enjoy the experience of it all.

Music and Mindfulness. Mindfulness involves remaining in the present moment without judgement of ourselves, our thoughts, or others. Being mindful can help you stay psychologically strong by acknowledging thoughts and moving forward with your peace unaffected. You can practice being mindful by actively listening to music. Sit and listen to a familiar song. If a worry arises, acknowledge it, and then gently return to listening to the song. No need to judge the thought. Just return back to the music with compassion for yourself and how you are dealing with this situation. Letting go of worry through music can help be fully present to your family as well as your responsibilities at work and home. We have to be fully present to ourselves, so that can we become fully available to others.

Singing. At home you can take deep breaths and sing-along to slow songs. Not only can these songs be used to support your own mental and emotional health but they can also be sung with your baby. Premature infants respond best to soft and slow songs. It’s even slower than you think. Not only is that slow pace good for decreasing your heart rate, being mindful, and finding joy in the moment- but your baby is going to love it. So when you’re at home sitting down listening, breathing, and singing to these soft and slow preferred songs- think about it as practice for when you will see your baby again. Your baby responds to music and so do you. Your baby might need oxygen to help breathe. In a similar way, you might also need to take time to help yourself breathe. Find your own “oxygen” at home through music, so you can breathe in feelings of trust and patience and sing to your baby from a peaceful heart.

After your NICU stay is over, you will adjust to your routine at home and soak in this developmentally-rich time of growth and bonding. You can continue to practice song writing, mindfulness, and singing- to support your wellness and your baby’s development. By no means is this an easy transition though. If along the road, you find that you are dealing with significant challenges adapting and coping, music therapy treatment with a board-certified music therapist can be a positive resource for you and your baby. The music therapist works with you to identify your needs and develop a treatment plan that uses music interventions to accomplish your goals. The music therapists works within an interdisciplinary team along with your obstetrician/gynecologist and psychologist to help you live a mentally and emotionally healthy life.

Musicoterapia para las Mamás en el NICU

El año pasado yo escribí un artículo sobre la musicoterapia en el unidad de cuidado intensivo neonatal (NICU) titulado, Soft and Slow Makes the Baby Grow. Yo expliqué como la música en el NICU tiene que ser suave y lenta. También describí algunas intervenciones usado por la terapistas de música en el NICU. La musicoterapia no es solo efectiva para los bebés prematuros. En el artículo de hoy, yo explico como la musicoterapia puede ayudar las madres en el NICU también.

Como terapista de música en el NICU, mi paciente principal es el bebé. Pero yo trabajo mucho con las madres para ayudarlas a ver y comprender como responden sus bebés a la música. Yo dirijo su atención a las señales positivas como la sonrisa de su bebé y su cuerpo relajado. Tambien enseño las señales que indican que el bebé necesita más o menos estimulación o una pausa. Las madres les gusta ver a sus bebes disfrutando la experiencia. Por medio de la musicoterapia, las madres crecen en su confianza y abilidad de contectar y interactuar con sus bebés. La experiencia musical entera es una comunicación dinámica. Lo que yo hago como terapista de música es darles a las madres las herramientas que necesitan para entrar en esa comunicación con confianza.

En un futuro artículo, puedo explicar eso proceso con mas detalles. Hoy me voy a centrar en la manera de como usar la música para ayudar la salud mental durante y después del tiempo en el NICU:

Escribiendo una Canción. A menudo yo sugiero que las madres escriban una canción para procesar las emociones grandes que vienen con una hospitalización inesperada del bebé. El acto de escribir una canción ayuda a las madres a organizar sus pensamientos y dar estructura a todo los sentimientos. Esta actividad las ayuda a definir lo que está pasando en su cuerpo: sus rápidos latidos, la ansiedad, y la inquietud. Después de nombrar estas experiencias, las madres pueden empezar el proceso de sanar. Madres me han dicho que en las noches cuando no pueden dormir, empiezan escribir sus canciones. El escribir una canción ayuda a las madres a entender mejor sus pensamientos y da una manera para expresarse. Cuando usted tiene una manera positiva de expresar sus sentimientos, puede tener mas energía para amar, servir, y conectar con su bebé…y además disfrutar la experiencia.

Música y la Atención Plena. La atención plena significa quedarse en el momento sin juzgar nuestros pensamientos, ni juzgar a otras personas, o juzgarnos a nosotros mismos. Cuando usted está presente, puede fortalecer su mente, porque está reconociendo sus pensamientos y regresando gentilmente al momento con su paz intacta. Escuchando música activamente es una manera de practicar la atención plena. Sientese y escuche una canción familiar. Si una preocupación entra en su mente, solo tiene que reconocerla, y después regresar gentilmente a la canción. No necesita preocuparse o juzgar ese pensamiento. Solo regresa a la música con compasión por si mismo y como está manejando la situación. Dejando ir las preocupaciones puede ser una practica beneficiosa. Cuando está presente a si mismo, puede estar presente a su familia y a sus responsibilidades en la casa y en el trabajo. Cuando está presente a si mismo, puede estar disponsible a los de más.

Cantando. En la casa, puede respirar y cantar con las canciones lentas. Estas canciones pueden ayudar su salud mental y emocional y también puede cantarlas con su bebé. Bebés prematuros pueden procesar mejor las canciones que son suaves y lentas. Mucho más lentas que lo usted piensa. Las canciones lentas son buenas para bajar el ritmo cardiaco, practicar la atención plena, y encontrar gozo en el momento- y, además, su bebé va a gustarle mucho la experiencia. Cuando estes en la casa sentada, escuchando, respirando, y cantando las canciones, piensa que estas practicando para el bebé. Su bebé responde a la música, y usted también responde. Su bebé quizás esta usando oxígeno para respirar. En el mismo sentido, es importante que usted tome tiempo para respirar. En su casa busque su “oxigeno” por medio de la música, para que pueda inhalar la confianza y paciencia y de ese modo poderle cantar a su bebé desde un corazon llena de paz.

Después de su tiempo en el NICU, te adaptarás a la rutina en la casa, tomando la oportunidad que tenga para apoyar el desarollo y crecimiento de su bebé. Puede seguir escribiendo canciones, practicando la atención plena, y cantando para apoyar su bienestar y el de su bebé. Esta transición no es fácil. Si en su jornada, encuentra retos, el tratamiento de musicoterapia puede ser un recurso positiva para usted y su bebé. Una terapista de música certificada puede hablar con usted para idenficar sus necesidades y desarrollar un plan de tratamiento, usando intervenciones musicales para alcanzar sus metas. La terapista de música trabaja en un equipo interdisciplinario con su obstreta ginecólogo y psicólogo para ayudarle a vivir una vida saludable mental y emotionalmente.